Pilares en la producción de carne de vacas nodrizas limusinas

Opiniones y Experiencias - 28 Mar, 2018

Agustín Montori Cabrero
Asociación Aragonesa de Criadores de la Raza Bovina Limusina
hispanolimusin@hispanolimusin.com

A nuestro entender hay cuatro factores imprescindibles para mantener una rentabilidad adecuada en una explotación de vacas nodrizas de carne, muy relacionados entre sí, si falla uno de ellos desestabiliza los otros e influye en el rendimiento económico de la explotación y su objetivo final que no es otro que vender más kilos de carne de mejor calidad y mejor conformación, lo que a su vez se traduce en mayor precio. Estos factores son: sanidad, genética, alimentación y bienestar animal.

Sanidad

En primer lugar es imprescindible mantener un contacto directo con el veterinario de nuestra explotación para consensuar un plan de vacunaciones anual que nos permita controlar las principales enfermedades que pueden actuar en nuestra explotación. En nuestro caso todos los años los animales son desparasitados interna y externamente, vacunados contra entero- toxemias, el BVD y el IBR con vacuna marcada. Frecuentemente se hacen analíticas para el despistaje de enfermedades como la Paratuberculosis, neosporosis, el BVD y el IBR entre otras para comprobar el estatus del rebaño. Y en el caso de que saliera algún positivo tener una rápida respuesta en la eliminación de dicho animal. Manteniendo una sanidad elevada  podemos obtener un mayor número de terneros para la venta, evitando problemas cruzados a nivel reproductivo y de crecimiento. En la actualidad tenemos una explotación cerrada en la que no entran animales de fuera, salvo algún toro que tras contrastar sus resultados analíticos cumple todos los requisitos sanitarios que  exigimos en nuestra explotación, lo que nos permite estar a día de hoy libres de todas las enfermedades anteriormente señaladas.

Genética

Indispensable contar con genética de primer nivel, por medio de la compra de toros punteros en nuestro caso en el mercado francés y de la inseminación artificial. Nosotros seguimos un sistema desde  hace años consistente en la sincronización e inseminación de todas las reproductoras de la explotación y su posterior repaso con toros mejorantes. Esto nos ha permitido avanzar muy rápidamente en el desarrollo de nuestras nuevas generaciones de novillas de reposición mejorando sus cualidades maternales, obteniendo a su vez más kilos por novillo vendido, debido a la mejora en las transformaciones. De igual modo conseguimos acortar los intervalos entre partos, acercándonos al objetivo de un ternero por vaca y año, mejorar las condiciones de los partos en las primíparas utilizando semen de toros probados con buenos índices de facilidad de parto, evitando bajas innecesarias, y pudiendo inseminar las novillas a una edad más temprana, en nuestro caso 21 meses, lo que también nos da una mayor rentabilidad en la vida útil de cada vaca. A todo ello nos ayuda en nuestro caso la facilidad de parto en general de la raza limusina.

Alimentación

Es uno de los factores de mayor influencia en el resto, una alimentación equilibrada nos permite tener al rebaño en las condiciones de máxima productividad. Si la alimentación no es la correcta las vacas retrasan sus celos, la tasa de preñez al primer servicio baja inmediatamente,  baja su cantidad de leche, perdiendo crecimiento en los mamones, no nos permite inseminar a edad temprana las novillas por falta de desarrollo y los problemas sanitarios se acentúan, lo cual sumándolo todo nos lleva a una perdida económica poco visible en el día a día pero muy  tangible si analizamos los datos totales de la explotación.

En nuestra ganadería las vacas están alimentadas en base a una mezcla UNIFEED, compuesta por paja, ensilado de veza, ensilado de maíz, soja y corrector vitamínico, indispensable para evitar muchas carencias. Según el estado de las vacas, gestantes o paridas y su edad, vacas o novillas, se les suministra una ración u otra, después de analizar todos los componentes de la mezcla por parte de nuestro nutrólogo y compensada la ración.

Los terneros de engorde son alimentados con pienso fabricado con una fórmula específica para nuestro sistema de trabajo y paja ad líbitum. Pertenecemos a AARLIM ( Asociación Aragonesa de Criadores de Limusin) asociación que a su vez pertenece a la Federación Española de Limusin y estamos incluidos en el Plan de Mejora y control de rendimientos de la Federación Española de Limusin, por ello debemos pesar los animales al nacimiento, en lactación, al destete y opcional durante el cebo, lo que nos aporta una gran cantidad de datos acerca de si estamos haciendo las cosas bien o no, tanto con la alimentación, con la elección de los toros, que vaca tiene mejores cualidades maternales y más leche o si tenemos algún otro problema que se nos está escapando. Todos los datos que recopilamos son de gran interés.

Bienestar animal

Es otro factor difícil de cuantificar en cifras pero que sin duda tiene una relación importantísima con los resultados económicos. El hacer lotes igualados para evitar competencia entre los animales, el dotar del espacio suficiente y cama limpia a los animales, la limpieza de las instalaciones, la calidad del agua, incluso una forma de  tratar a los animales con tranquilidad pueden evitar muchas situaciones de estrés que conllevan a multiplicar el número de incidencias y enfermedades entre nuestra cabaña. Para nosotros es muy importante el manejo de nuestros animales, domándolos con un adecuado manejo para mejorar su docilidad y evitarles y que nos eviten momentos de mayor conflicto.

Esa docilidad nos permite el inseminarlos, hacerles el diagnóstico de gestación, los saneamientos y muchas otras operaciones sin el estrés que conlleva el pasar a los animales por la manga y manejándolos en las cornadizas mientras están tranquilamente comiendo.

Todos estos factores, cuando son analizados con cifras y de manera global pueden hacernos ver si estamos ante una ganadería que sin duda es una empresa rentable o a diferencia de esto es un lugar más en el cual invertimos nuestro tiempo y trabajo dejando que se nos escape mucho dinero en el camino.

Por ello es importante analizar todos los agentes que están implicados en la mejora de la rentabilidad de nuestra ganadería y que hacen que a final de año tengamos más terneros vivos y sanos que se traduce en más terneros vendidos y por ello en  más beneficio. En la actualidad no podemos ver nuestra ganadería solamente como ganaderos, debemos verla también como empresarios.

 

  • 1590
  • 0