Experiencias de quinoa en Aragón. Luces y sombras

Opiniones y Experiencias - 26 Feb, 2018

Miguel Ángel Pérez Casas
Quinoa del Alto Teruel
mapcasas1@gmail.com

La búsqueda de alternativas que rompan el monocultivo de cereal son básicas para el sostenimiento a largo plazo de nuestros sistemas de cultivo y el respeto por el medio ambiente, proporcionando una adecuada gestión de las rotaciones que minimice los insumos necesarios, especialmente abonos y fitosanitarios.

En las zonas altas de la provincia de Teruel, el frío, la aridez y la baja calidad de los suelos limitan en gran medida las alternativas posibles, y más, con la disminución de la cabaña ganadera que reduce las siembras de leguminosas empleadas como forraje. Pocos son los campos que se ven de esparceta, veza-avena, yeros, guisantes,… Y pocas son las zonas donde el girasol se cria con naturalidad. ¿Es acaso el barbecho la única alternativa real a los cereales en estos campos tan denostados?.

No, claro que no. ¿Quién no ha tenido que eliminar de sus campos y huertos los armuelles? ¿Sabemos que esta mala hierba tan habitual es ChenopodiumAlbum y la quinoa es Chenopodiumquinoa?. Si crece la una, ¿por qué no la otra?.

Desde hace seis años, Quinoa del Alto Teruel ha estado trabajando por introducir este cultivo en El Pobo, un municipio de la Comunidad de Teruel caracterizado por su altitud (1.400 msnm).

En este tiempo, además de ensayar en torno a 30 variedades de diferentes orígenes, latitudes, características agroclimáticas y fenológicas, hemos tenido el lujo de poder contar con visitas de expertos internacionales: el Dr. Ángel Mujica, Dra. Luisa Bascuñan, Dra. Irene Herencia, Dra. María Reguera, en el marco de convenios de colaboración entre la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad Nacional del Altiplano (Perú) y el Centro de Estudios Avanzados de Zonas Áridas (Chile).

Los resultados son más que satisfactorios. La quinoa es un cultivo adaptado que ofrece:

  • El profundo sistema radicular le permite extraer nutrientes y agua dónde no llegan los cereales. Además, los cristales de oxalato de calcio de sus hojas le permite extraer agua de la humedad ambiental. Bastan únicamente entre 150 – 200 litros durante el ciclo del cultivo para una producción adecuada.
  • Buena resistencia a granizo moderado
  • Buena relación entre su productividad y el precio de venta.
  • Bajo coste de oportunidad. Puede cultivarse con la misma maquinaria que los cereales.
  • Ciclo más corto que el girasol. Permite gestionar mejor la siembra del trigo siguiente en la rotación.
  • En los años del cultivo se han visto pisadas de jabalí rodeando el cultivo, sin entrar en él.
  • Es un cultivo asegurable y ya tiene cabida dentro de la declaración de la PAC.

Campo de quinoa en El Pobo (Teruel)

También tiene su tendón de Aquiles:

  • Es necesario garantizar una nascencia rápida y uniforme, pues es sensible al encostrado del suelo y muy apetecible para pulguilla, insectos, liebres, en sus primeros estadios
  • Sensible a altas temperaturas (> 35 ºC, en floración y llenado del grano).
  • El campo debe estar limpio pues no podremos aplicar herbicidas de hoja ancha.
  • En el momento de la cosecha, la panoja debe estar bien seca para que se desgrane bien.
  • La maduración debe ser uniforme debido a la dehiscencia del grano.

Actualmente el reto está en la transformación y en la comercialización de la quinoa.

En cuanto a la transformación se requiere de una seleccionadora con los tamices y sistemas de autolimpiado que permita eliminar los restos de cosecha sin excesivas pérdidas. Al ser un grano pequeño tiende a obturar las cribas. Puede ser necesario también el uso de mesa densimétrica, triarvejones,… Para el desaponificado se emplean pulidoras de arroz en seco o en húmedo, con resultados dispares. Emplearemos seleccionadoras de color para eliminar los granos de tamaño y densidad semejante a la quinoa. Al ser un producto sin gluten se debe prestar especial cuidado en evitar la contaminación de otros cereales, en el almacenamiento, procesado y transporte.

Vemos que para transformar el grano de quinoa en un producto agroalimentario se requiere un gasto en instalaciones y maquinaria difícilmente asumible para un agricultor aislado, sin que en la actualidad existan almacenistas que compren el grano sin procesar. Tampoco es sencilla la subcontratación del procesado al no existir maquinaria específica de quinoa y los costes del transporte de la materia prima hasta las zonas productoras de arroz elevan el coste del producto, amén de que los transformadores de arroz acepten procesar la quinoa y a qué coste.

Cosecha en El Pobo (Quinoa del Alto Teruel)

Por tanto se debe fomentar el cultivo de quinoa a través de cooperativas, empresas, o al menos, uniones de agricultores.

En cuanto a la comercialización cabe decir que la mayor parte de quinoa vendida en España procede de importación. La explosión de consumo de quinoa se ha producido más tarde que en países como EEUU, Francia, Alemania, Holanda o Reino Unido. Pero ha llegado. Cada vez más, la población está preocupada por una alimentación saludable y ya es un importante segmento de mercado, forzando a la industria alimentaria a lanzar productos que contengan quinoa.

Grano producido por Quinoa del Alto Teruel

Para un agricultor aislado no es fácil disponer del volumen de producto necesario para abastecer a un buen cliente de industria alimentaria, por lo que también, desde el punto de vista de la comercialización, se debe fomentar el cultivo de quinoa a través de cooperativas, empresas, o al menos, uniones de agricultores.

En conclusión, desde el punto de vista agronómico, la quinoa es un cultivo apto para entrar en rotación con los cereales de invierno, al menos en los ensayos efectuados en los secanos semiáridos de las tierras altas del Sistema Ibérico turolense, pero ofrece retos a superar en cuanto a la transformación y comercialización como producto agroalimentario.

  • 2230
  • 0